Viva Belgrado nos devuelve el sol de la primavera acompañado de sus gritos, su poesía y su energía incombustible

/ marzo 30, 2021/ Crónicas

Esta mierda sí se puede salvar

Resulta extraño ver colas de gente a las afueras de un teatro. Uno se siente confuso, desorientado e, incluso, culpable, sin tener muy claro a cuánta distancia colocarte del que está delante. Cuando entras dentro, la sensación continúa. Sentados en las butacas, con cierta separación entre las personas, todavía no estás seguro de qué es lo que estás a punto de presenciar. En el escenario ves una batería y unos amplificadores y tú estás nervioso porque has perdido la experiencia y recuerdas vagamente lo que era estar en un concierto. Sin embargo, las luces cambian, el grupo sube al escenario, saluda a la afición, tira de la soga y ya no hay tensión.

Con esta soga comenzó Viva Belgrado su concierto en el Teatro La Latina el sábado 27 de marzo, el tercero de su tour de primavera y uno de los últimos de este ciclo de conciertos de Madrid Brillante, la salvación musical de esta ciudad en estos tiempos. La banda tenía ganas de gritar y sentir el directo, de verse vivos sobre un escenario una vez más y de, como no, presentar como es debido su último disco, ‘Bellavista’ (Aloud Music, 2020) . Este disco fue el gran protagonista de la tarde, pues la banda nos deleitó con ocho de los once temas que componen el trabajo, entre los que se encuentran ‘Ikebukuro Sunshine’, ‘Un Collar’, ‘Vicios’, ‘Cerecita Blues’ o ‘¿Qué hay detrás de la ventana?’, el último tema del disco que usaron como cierre del concierto. Otros temas ya insignias del grupo como ‘Más Triste que Shinji Ikari’ se quedaron fueran del setlist, pero eso no disminuyó ni un ápice la amable melancolía que define al grupo y que rodea todos sus espectáculos.

Sin embargo, el cuarteto cordobés no olvida sus orígenes y sus primeros discos, haciendo de estos himnos momentos de pura unión entre los asistentes del concierto. Las luces se volvieron tímidas con ‘Por la Mañana, Temprano’ o ‘Apaga la Llum’ y nosotros nos pusimos un poco más tristes viviendo esas canciones tan especiales. Otros temas de su disco ‘Ulises’ (Aloud Music, 2016) como ‘Annapurnas’ o ‘Erida’ también nos hicieron vibrar en nuestro asiento y nos dieron ganas de gritar sin mascarilla, saltar de las butacas y comenzar un pogo, pero estamos en una pandemia y aún, para nuestra desgracia, hay ciertos límites.

Retrocediendo aún más en el tiempo, el grupo recordó temas de su ya legendario ‘Flores, Carne’ (Autopublicado, 2014). Comenzando con ‘Báltica’ y continuando con ‘De Carne y Flor’, el grupo consiguió sacar alguna lágrima a los asistentes, sobre todo en un momento realmente especial donde fue el público el encargado de cantar la canción, conectándonos aún más con el espectáculo.

La banda también nos regaló una canción de ‘El Invierno’, su EP de 2013 recientemente editado en vinilo y un nuevo tema que presentaron hace pocos días en el ensayo que retransmitió Aloud Music en su canal de Twitch. Como veis, el grupo se mantiene en equilibrio entre su pasado, presente y futuro, conectando con los fans más recientes y recordando a los más antiguos porqué esta banda sigue siendo una de las mejores del panorama nacional.

Celebramos que la distancia funcione. Celebramos poder ver a Álvaro reventando su batería, a Ángel viviendo cada nota que toca, a Pedro poner las guindas a las canciones con sus melodías tan especiales y a Cándido gritar cada dolor que llevamos mucho tiempo guardando. Celebramos la cultura segura en un espectáculo que demuestra que la música está más viva que nunca.

Podéis ver la galería completa aquí.

 

Setlist completo:

Una Soga
Bellavista
Cerecita Blues
Apaga La Llum
(Nueva Canción)
~
Erida
Annapurnas
Un Collar
Vicios
Shibari Emocional
Ikebukuro Sunshine
Por la Mañana, Temprano
Báltica
De Carne y Flor
Madreselva
Osario
Ravenala
El Gran Danés
¿Qué hay Detrás de la Ventana?

 

Compartir esta entrada